Recetas veraniegas fáciles y rápidas

Publicidad

Share on Facebook23Share on Google+5Tweet about this on TwitterPin on Pinterest108

Por fin se acerca la temporada de verano, y con él la llegada del buen tiempo y las jornadas de playa, campo o piscina. Y nada mejor para disfrutar de estos momentos que preparando unas cuantas recetas veraniegas fáciles y rápidas, que no nos compliquen mucho la vida, ya que prácticamente no tendremos que cocinar nada y además podamos usar ingredientes frescos y ligeros, a base sobre todo de verduras y fruta. Además, este tipo de recetas para el verano nos pueden servir para llevar al trabajo en un tuper durante la semana, ya que aguantan muy bien en la nevera varios días. No nos enrollamos más, vamos con nuestras recetas veraniegas favoritas.

Salmorejo

Recetas veraniegas fáciles y rápidas

Comenzamos con un clásico de la gastronomía española, el salmorejo. Por si alguien aún no lo conoce, el salmorejo, es una especie de sopa de tomate fría, perfecta para tomar como aperitivo o primer plato, e ideal para preparar el día anterior y tenerlo bien fresquito en la nevera. Se asemeja bastante al gazpacho, ya que su ingrediente principal es el tomate, aunque las diferencias son bastante considerables.

Para preparar un 1 litro aproximado de salmorejo casero, necesitarás 1kg 1/4 de tomates, 1 trozo de pan (aproximadamente 2 raciones), 1 diente de ajo pequeño, 5 cucharadas soperas de aceite y sal. Antes de triturar todos los ingredientes, es necesario que dejes durante unos 10 minutos el pan en remojo, y mientras puedes ir pelando los tomates (este paso puede parecer intrascendente, pero la textura que obtenemos pelando los tomates es espectacular, sin la necesidad de usar un chino o colarlo después de triturarlo. Eso sí, algunos dirán que al pelarlos, le quitamos la fibra al tomate … eso ya va en gustos). Una vez tengamos el pan mojado (tiramos el agua pero no hace falta escurrirlo) y los tomates pelados, los metemos en una picadora junto con el ajo (si no eres muy amante del ajo, prueba con medio), y los trituramos durante al menos 5 minutos. A continuación, añadimos la sal y el aceite, trituramos otro minuto, y probamos. Si está a nuestro gusto, ya tenemos el salmorejo listo. Podemos comerlo tal cual, con un chorrito de aceite de oliva por encima, o añadirle unos trocitos de jamón serrano y huevo picado, y ya completar un plato de lujo.

Como veis, el salmorejo es una receta fácil ideal para el verano, muy apetecible al tomarse frío, y con un aporte de vitaminas A, B y C espectacular, debido a la gran cantidad de tomate que se usa para elaborarla, siendo además muy digestivo.

Ensalada de Cuscús y aguacate

Ensalada de Cuscús y aguacate - Recetas Veraniegas

Otra de nuestras recetas veraniegas favoritas es esta rica ensalada de cuscús y aguate,  muy fresca y apetecible, que podrás preparar en poco más de 10 minutos, sin necesidad de cocinar ningún ingrediente, y que podrás conservar en la nevera 3-4 días, ideal para una comida fresquita cuando llegamos acalorados después de una dura jornada de trabajo.

El cuscús, que puede ser preparado (e hidratado) de mil maneras distintas, es muy rico en proteínas vegetales, fibra e hidratos de carbono de absorción lenta, por lo que, comiéndolo con moderación, podemos incluirlo sin dudarlo en nuestra dieta veraniega.

Para preparar esta ensalada de cuscús, comenzaremos por exprimir limones hasta obtener 1 vaso de 250ml (vamos a usar 1 vaso y medio de cuscús). Ponemos el cuscús en un bol grande, que podamos mover con soltura, y le agregamos el zumo de limón, removiendo bien. A continuación, picamos en trocitos pequeños 2 tomates medianos, un pepino, un trozo de melón, media cebolla, y un aguacate (podemos dejar unos trozos más grandes para decorar). Se lo vamos añadiendo poco a poco al cuscús, removiendo bien cada vez que introducimos un nuevo ingrediente. Por último, le agregamos unas pasas cortadas por la mitad, y hierbabuena fresca picada. Salpimentamos al gusto, rociamos con un chorrito generoso de aceite de oliva, que ayudará a que el cuscús quede mucho más suelto y apetecible, y removemos bien.

Refrigeramos durante al menos 3 horas (lo ideal sería hacerlo el día anterior y dejarlo toda la noche), y ya tenemos listo una ensalada de cuscús y aguacate, fresca y muy ligera gracias al toque del limón. Una receta veraniega fácil y rápida, ideal para llevar a la playa en una neverita y ser la envidia de tus “vecinos playeros”.

Ensalada de Campera

Recetas fáciles y frescas para el verano - Ensalada Campera

Otro clásico que no podía faltar entre nuestras recetas frescas para el verano es la ensalada campera, imprescindible en cualquier nevera de un buen día de campo o piscina. Es realmente fácil, ya que el único momento de usar el fuego será para cocer unas patatas y unos huevos. El resto es picar, aliñar, y ¡a chuparse los dedos!

Para elaborar nuestra ensalada campera, tendrás que poner a cocer 2 patatas grandes y 2 huevos. Una vez cocido, picamos en trozos más o menos grandes, e incorporamos a un bol junto con el tomate, pimiento verde, cebolla, aceitunas y un par de latas de atún (en escabeche o en aceite, como más te guste). Para el aliño, en un botecito pequeño que podamos cerrar, ponemos aceite de oliva virgen extra, vinagre, sal, pimienta y orégano. Cerramos bien, y removemos enérgicamente durante 15 segundos, y tendremos un aliño perfectamente ligado. Añadimos este aliño al bol con el resto de ingredientes, y removemos bien, con cuidado de no destrozar las patatas y los huevos.

Como el resto de recetas veraniegas, es importante refrigerar la ensalada campera y tenerla fresquita para el momento de comer.

Helado de plátano y chocolate

Helado de plátano para el verano

Y para los más golosos de la familia, no podría faltar entre nuestras recetas favoritas para el verano un helado de plátano y chocolate fácil y riquísimo. Además si como a nosotros, te gusta “abusar” de los helados en verano, con este helado casero te podrás sentir menos culpable ya que es mucho más saludable que los helados industriales.

Tan sólo tendrás que meter en el congelador 4 plátanos, con cascara. Cuando tengas los plátanos totalmente congelados, los pelamos con la ayuda de un cuchillo (paciencia), y cortamos. Incorporamos los trocitos de plátano congelado a nuestro vaso triturador, y trituramos bien hasta que veamos que se hace una crema. En este momento, añadimos un par de cucharadas soperas de cacao en polvo (al gusto), y trituramos un minuto más. Podemos decorar con un poco de coco rallado, y tendremos listo un helado casero de plátano y chocolate riquísimo, perfecto para aliviar los sofocos de una calurosa tarde de verano.

Comer en verano de forma rica, fácil y saludable es posible

Como veis, 4 recetas veraniegas muy fáciles y frescas, perfectas como decíamos para consumir en los días calurosos que nos esperan en los que no nos apetece comer comidas muy elaboradas o calientes, cumpliendo a la perfección nuestro objetivo de comer alimentos ricos, saludables, y que nos lleven poco tiempo y esfuerzo prepararlos, ¿quién dijo que comer rico y saludable era complicado?

Publicidad

También te puede interesar




Comenta en Facebook

Un comentario en “Recetas veraniegas fáciles y rápidas

  1. Julia

    Me encanta el salmorejo de mi Córdoba!!! incluso más que el gazpacho, y por un poquito de pan tampoco engorda!!! viva Andalucia y su gastronomía!

Añade un comentario