Métodos de cocinar los alimentos – Curso de cocina para novatos (III)


Continuamos con nuestro curso de cocina fácil para novatos con un nuevo artículo. En anteriores entregas aprendimos nociones básicas y fáciles para preparar emulsiones o vinagretas y los diferentes tipos de pescados y cortes. Hoy es el turno de repasar los diferentes métodos de cocinar alimentos. Posiblemente no estén todos, pero como siempre en RecetasFacil.com buscamos siempre nociones sencillas y de “andar por casa” para poder elaborar recetas fáciles del día a día, no buscamos convertirnos en chefs de alta cocina.  ¡Los diferentes métodos de cocinado!

Principales métodos o formas de cocinar alimentos

Principales métodos o formas de cocinar alimentos

Se podría decir que un cocinero, aunque sea principiante, debe tener al menos en su dominio varias maneras de cocinar los alimentos, siendo los más utilizados: el hervido, a la plancha o al grill, el frito, al vapor, al papillote, al horno, los salteados, los ceviches y marinados, los escabeches y las salmueras.

A continuación vamos a hablar con algo más de detalle para que conozcas mejor las diferentes técnicas de cocina fácil que puedes utilizar para elaborar tus recetas caseras favoritas.

Hervido

El hervido es uno de los métodos de cocinado más sencillos y saludables, ya que tan sólo hay que sumergir los productos elegidos (verduras, huevos, carnes o pescados) en agua hirviendo, dándoles unos minutos de cocinado hasta que estén hechos por completo. Es muy común hacer este cocinado para personas de estómagos delicados, así como para hacer rellenos con carne o incluso ropa vieja. Se utiliza por ejemplo para preparar huevos duros, para hervir pollo y luego mecharlo para tacos o croquetas o para sopas, y sobre todo para cocinar todo tipo de verduras (brócoli, judías verdes, zanahorias, calabacines, patatas …) y preparar deliciosos guisos caseros, cremas y purés.

A la plancha o al grill

Cocinar tus alimentos favoritos a la plancha es otra de las técnicas de cocinado más saludable, y además conseguirás conservar todo el sabor y las vitaminas de los alimentos, teniendo como resultado unos platos con pocas grasas o aceites adicionales. Por lo general, sobre todo en el caso de algunas carnes como la ternera, se cocina el alimento vuelta y vuelta durante un par breve de minutos, sellándolo y permitiendo que conserve toda su jugosidad. Es genial para filetes de pescado, chuletones, así como calamares y mariscos (un pulpo a la plancha está riquísimo). También se utiliza en parrilladas de verduras.

Fritos

Aunque suele ser uno de los métodos de cocinado más utilizado es uno de los “menos recomendados” por dar como resultado comidas más calóricas. Los alimentos se sumergen en aceite caliente y se doran por todas sus caras. Se utiliza para carnes, pescados, previamente rebozados o no, en harinas y/o huevo así como pan rallado (creando rebozados). Aunque también se utiliza para las patatas y los vegetales (como la tempura). Sin lugar a dudas las recetas de fritos son muy ricas ya que le dan un toque crujiente y jugoso a nuestros alimentos favoritos, pero como decíamos previamente, no son los mas saludables, por lo que debemos procurar no abusar de los fritos en nuestra dieta diaria.

Al vapor

Para cocinar al vapor por lo general deberemos utilizar una olla especial para el vapor de dos pisos, con agua en el fondo y un primer piso con los alimentos que queramos cocinar. Los alimentos puestos en el primer piso reciben el vapor que termina por cocinar la preparación. No se utilizan aceites ni grasas y por ello es una de las preparaciones menos calóricas junto al papillote o el hervido. Se usa para todo tipo de alimentos con verduras, y en la cocina asiática es uno de los métodos de guisar más utilizados para los dumplings o empanadillas chinas.

Papillote

El papillote es otro de los métodos de cocinar alimentos más saludables y fáciles, perfecto para cocineros con poca experiencia o aquellos que sigan alguna dieta baja en calorías o simplemente quieran disfrutar de un buen producto con todo su sabor sin adulterar. Para cocinar al papillote se envuelven los alimentos en papel de aluminio y se cocinan al vapor o al horno, lo que hace que el alimento se cocine en su jugo. Se suelen aderezar el ingrediente principal (carne, verduras, pecasdo…) con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y hierbas aromáticas. Genial para verduras y pescados al papillote.

Al horno

Para cocinar en el horno, los alimentos se colocan con una pequeña cantidad de aceite así como de vino blanco y otros jugos en él, pero siempre procurando poner algo de líquido para que los alimentos no se resequen demasiado. Destaca por hacer que los alimentos se doren por fuera y que queden jugosos por dentro, siendo genial para carnes, pescados, verduras y hortalizas, así como frutas. Y al igual que ocurría en otros métodos de guisar, es una forma perfecta para preparar alimentos bajos en calorías, ligeros y en los que se respeta mucho el sabor original de los ingredientes, como en el caso de buena dorada al limón o una pierna de pavo asada.

Salteados

Los salteados se hacen con un chorrito de aceite en sartén (o wok) y destacan por dejar al dente las verduras. Es una cocción rápida y que deja intactas las vitaminas.

Ceviches

Los ceviches se cocinan poniendo a marinar pescados en preparaciones de vinagre o jugo de limón, sal y especias, dejándolas así cocinarse durante más de 3 horas. El ácido cocina de manera natural los alimentos. Es una de las técnicas de cocinado más utilizadas en diversos países latinoamericanos, donde sus diferentes tipos de ceviches de pescados o mariscos constituyen parte de sus recetás más clásicas y tradicionales.

Papillote, al horno, a la plancha, fritos …. como veis existen muchas y diferentes formas fáciles de cocinar alimentos. Ya sólo queda elegir la que más se adapta a nuestras dietas, gustos o ingredientes favoritos y ponerlas en práctica sin olvidar que en la cocina, como en otras facetas de la vida, todo se mejora probando y probando. Así que di adiós a la pereza y la cocina rápida y prepara deliciosas recetas caseras al horno, hervidas o a la plancha, tu salud (y la de tu familia) te lo agradecerán.

Última actualización: 14/04/2018


Contenido relacionado



Comenta en Facebook

Añade un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.