Menús veraniegos fáciles, rápidos y muy nutritivos

Publicidad

Share on Facebook5Share on Google+17Tweet about this on TwitterPin on Pinterest8

El verano es siempre sinónimo de playa, piscina, vacaciones … pero también de un calor sofocante que nos quite las ganas de meternos en la cocina para preparar esas recetas que tanto nos gustan.

Para evitar que descuidemos nuestra dieta durante esta época del año, vamos a proponerte unos menús veraniegos fáciles, rápidos de preparar y muy nutritivos, que combinen frescura para combatir los calores veraniegos, pero con un toque de sabor que los hagan únicos. En definitiva, recetas fáciles que nos aporten un toque de frescura para combatir estos calores, que podamos prepararlas en pocos minutos, y que formen un menú veraniego perfecto para un día en el campo, piscina o playa con toda la familia o amigos.

Aperitivos veraniegos

Comenzamos nuestro menú veraniego con unas cuantas propuestas de aperitivos y entrantes fáciles y muy apetecibles, perfectos para llevar a una comida en la playa o piscina.

Como primera propuesta podríamos sugerir unas mini-brochetas de frutas y queso fresco, acompañadas con una salsa de yogur y albahaca para darle un extra de sabor. Además de ser un aperitivo muy fresco, fácil y rico, nos valdrá para aprovechar algún resto de fruta que tengamos de varios días atrás, como sandía, melón o kiwis.

Otro aperitivo muy fácil, fresco, y que podremos preparar en menos de 5 minutos serían unas mini tostas de aguacate y queso.Bastaría con crear una crema con 1 aguacate maduro, un poco de queso blando, zumo de limón, sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva, meterla en un pequeño recipiente, y a la hora de la comida montar unos pequeños canapés untando esta deliciosa crema de aguacate y queso en unos panecillos tostados (no hagas los canapés mucho tiempo antes de comer, ya que se te quedará el pan muy blando y pierde toda la gracia).

Primeros platos veraniegos

Propuestas para menús veraniegos

Cuando pensamos en primeros platos veraniegos, sin lugar a duda lo primero que se nos viene a la mente son las ensaladas. Pero para evitar que terminemos cansados de tanta ensalada durante el verano, lo ideal es tener un poco de creatividad y realizar ensaladas frescas y originales, que se salgan un poco del ABC de la ensalada de lechuga y tomate clásica.

Nuestra primera propuesta sería una ensalada de melón y nueces con vinagreta de anchoas, una combinación agridulce que realmente funciona. Podrás preparar la vinagreta previamente, picando 2-3 anchoas, junto con una emulsión de aceite de oliva virgen extra y vinagre de jerez, y aliñar justo a la hora de comer o cenar la lechuga o escarola, junto con el melón en cuadraditos y las nueces picadas,

Un clásico que tampoco podría faltar en cualquier menú veraniego es el Gazpacho, una de las recetas de la gastronomía española más populares. Para aquellos que no lo conozcan, el Gazpacho es una especie de sopa o crema fría de tomate. Simplemente trituraremos 1kg de tomate, 1/2 cebolla, 1 pepino y 1 pimiento verde, añadiendo sal, pimienta, vinagre y aceite de oliva virgen extra al gusto. Cuando tengamos todo bien triturado, es conveniente pasarlo por un chino para que nos quede lo más suave posible. Lo dejamos en la nevera un par de horas para servirlo fresquito, y ¡listo! ¡Nuestra receta veraniega favorita!

Una buena alternativa a las ensaladas o el gazpacho podría ser el tabulé de Cuscús con Melón, perfecto para tenerlo hecho unas horas antes de la comida bien fresquito, o llevarlo en un túper a la playa o la piscina.

Segundos platos veraniegos

Aunque posiblemente muchos penséis que en verano con un pequeño aperitivo y un primer plato ligero ya tendremos más que suficiente para completar un buen menú veraniego, no podemos dejar de lado algunas recetas de carne o pescado que nos aporten una buena dosis de proteína, pero sin ponernos sudando sólo de pensar en hacerlas.

Entre las recetas de pescado perfectas para un menú veraniego, podríamos sugerirte un riquísimo pez espada a la plancha, que podrás acompañar de una salsa de mango muy fresquita, o un espectacular salmón a la naranja que podremos preparar en menos de 15 minutos y comer semi-frio. Tan sólo tendremos que marcar en una sartén el salmón por los 2 lados, y añadirle el zumo de 2 naranjas y un buen puñado de eneldo. Dejamos que se cocine durante unos 5-10 minutos, procurando que no se nos pase de punto el salmón, y ya tendremos una receta de salmón muy fácil y rica, que podremos comer o cenar tanto templada como fría, un aporte de Omega 3 espectacular para nuestro organismo.

Y en todo menú veraniego que se precie no podríamos olvidarnos de una buena barbacoa. Además de las típicas carnes a la brasa, nosotros te proponemos un adobo casero muy fácil y rico, con el que algunas piezas como el secreto ibérico o las magras de cerdo cobrarán una nueva dimensión. Tan sólo tritura en un mortero varios dientes de ajo, y añade orégano, tomillo, romero, un par de cucharadas de pimentón, y un chorrito de vino blanco, brandy y aceite de oliva. Remueve todo bien, y deja la carne que quieras hacer en la barbacoa macerando con este aliño al menos 2-3 horas.

Postres veraniegos

Postres veraniegos

Terminamos nuestras recomendaciones para unos menús veraniegos fáciles, ricos y rápidos, con los postres. Además de la típica fruta fresca de temporada, como el melón o la sandia, siempre podrás apostar por algunos postres fáciles y frescos, con una premisa fundamental, que no tengamos prácticamente que cocinar nada.

Una apuesta segura sería una crema de yogur griego y limón, para la que tan sólo tendrás que batir unos yogures griegos junto con una parte de leche condensada, zumo de limón, y hierbabuena picada, y dejar enfriar en la nevera durante un par de horas para poder servir bien fría. Un postre fácil, fresco y muy rico.

Si quieres un postre un poco más sofisticado (aparentemente), podrás comprar en cualquier supermercado unas cestitas de hojaldre o masa filo, y rellenarlas de una crema de yogur, semejante a la anterior, y decorarla con unos trocitos de fruta fresca y hierbabuena por encima. Un triunfo asegurado.

Y terminamos nuestras sugerencias para elaborar unos menús veraniegos fáciles, rápidos y ricos, con una versión más ligera del clásico tiramisú. Crearemos unas copitas de tiramisú, con unos trocitos de bizcocho mojado en café y amaretto, y rellenándolas con una crema a base de queso fresco 0% de grasa, en vez del clásico queso mascarpone. Espolvoreamos con un poquito de chocolate en virutas, y ya tenemos un postre fácil y muy rápido.

Hasta aquí nuestras propuestas de recetas fáciles y veraniegas, ¿con cuál te quedas?

Publicidad

También te puede interesar




Comenta en Facebook

Un comentario en “Menús veraniegos fáciles, rápidos y muy nutritivos

  1. Julia

    Todas las propuestas tienen muy buena pinta, parecen recetas muy fáciles y frescas, perfectas para estos calores tan agobiantes. Muchas gracias!!! Mañana pienso poner en práctica el gazpacho y la crema de limón fácil!

Añade un comentario