Kiwi para aumentar las defensas y mejorar el tránsito intestinal

Publicidad

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

El kiwi es una de las frutas más versátiles, ya que te ayudará a crear platos con un sabroso toque semi ácido en el caso de los kiwis verdes, o suave y tropical en el caso de los kiwis “Golden” de pulpa amarillenta. Vale tanto para salsas que servirán para acompañar a filetes de pollo rellenos así como para postres, entre los que destacarán los semi-fríos de queso y kiwi, los helados, los sorbetes e incluso los batidos, que serán la opción ideal para tomar un desayuno completo si en la composición agregas un lácteo, como el yogur o la leche fresca. Aprovecha a comprarla en invierno, ya que estará en el punto en los meses de enero, febrero y marzo, pudiendo conservarse en el mercado hasta la primavera.

Kiwi

Te encantará saber que el Kiwi es una fruta reparadora, buena para mejorar la salud en estados post-febriles, recuperaciones de gripes y catarros etc… es hidratante, por lo  que también será buena para los deportistas y aquellos caminantes o amantes del senderismo que necesitan minerales después de un gran esfuerzo físico. Es la fruta perfecta para aquellas personas que necesitan un estimulante para crear mejores digestiones, ya que gracias a su gran aporte de fibra te hará regular y mejorará tu calidad de vida, ayudándote a que expulses todo lo que no necesitas.

Sus propiedades nutricionales tan sólo afirman el tesoro que nos ha regalado la naturaleza al ponerla en nuestras manos, ya que contiene una gran cantidad de vitamina C (más que los cítricos), ácido fólico, vitamina A, potasio, magnesio y vitamina E. Si lo tomas junto a un alimento rico en hierro, como pueden ser las lentejas o los mejillones, absorberás mejor este último componente tan necesario para los hombres y las mujeres, protegiéndote ante los casos de anemia, sobre todo si eres chica, debido a la gran pérdida de hierro que se produce durante la menstruación. Si lo consumes en verano, verás cómo tu bronceado se verá potenciado, algo ideal para aquellas personas que deseen tomarse un respiro sin preocuparse de los resultados luciendo a la vez una imagen impecable.

Si no te gusta la fruta, te recomiendo que hagas una prueba con este postre casero: (también es un truco excelente para que los niños coman fruta) pela un kiwi y córtalo a lo largo creando dos mitades iguales, pincha una mitad en un palo e iguala las dos superficies como si te quedara un bombón helado, baña en chocolate blanco o chocolate negro y deja enfriar en una parrilla metálica. Cuando el chocolate se endurezca, congela por unos minutos ¡y tendrás tu polo listo para comer!

Foto original Lviatour

Publicidad

También te puede interesar



Última actualización: 04/02/2014

Comenta en Facebook

Añade un comentario