Desayunos sanos para niños ¡siempre bien alimentados!

Publicidad

Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

Todos alguna vez en nuestras vidas hemos luchado en el momento del desayuno, siendo nosotros mismos, con los sobrinos o los hijos de nuestros amigos, incluso si también has formado tu propia familia te habrás dado cuenta de la laboriosa tarea de darles de desayunar a los más pequeños de la casa. La verdad es que aliándote a algunos de los alimentos que hoy te recomendaré, además de tener la imaginación como herramienta principal de trabajo, tendrás el éxito de tu lado.

Desayunos sanos para niños ¡siempre bien alimentados!

El desayuno debe incluir un porcentaje alto de cereales (hidratos), así como de vitaminas, que podrás repartirlas en forma de zumo o fruta fresca. El calcio también será otro de los nutrientes que deberás tener en cuenta, ya que los niños necesitarán un aporte mínimo extra para el crecimiento y desarrollo de los huesos, que aseguren el buen estado de los mismos y su solidificación. Será mejor que excluyas los azúcares de rápida absorción así como las harinas refinadas, con todo esto me refiero al pan de molde y el pan blanco, a los bollitos industriales (están bien para un día y un capricho pero no para todos los días y sobre todo por la mañana) y los jarabes de glucosa, natas o siropes industriales así como la sacarina. Compra en el lugar de estos alimentos, frutas variadas, panes con cereales integrales, membrillo artesanal, jarabe de arce, miel, avena, frutas deshidratadas, jengibre azucarado etc… Te sorprenderá ver como comen las frutas deshidratadas como si fueran caramelos y serán mucho más sanas, o incluso el dulce de membrillo en trocitos.

Desayunos Saludables con dulce de membrillo
Desayunos saludables con Dulce de Membrillo

Crea un bol divertido de desayuno con leche de soja o leche de vaca caliente, una mezcla de frutas deshidratadas (que pueden ser daditos de papaya, arándanos, rodajas de plátanos y daditos de jengibre) un poquito de avena y alguna bolita de arroz y una sonrisa pintada con miel o algún sirope, también puedes hacerlo con cacao en polvo. ¡No se resistirán! La mayoría de estas frutas, ya las puedes encontrar en los supermercados y se venden al peso, lo más barato será el plátano crujiente hasta el precio más caro del jengibre azucarado o los arándanos y fresas deshidratadas. Ten en cuenta, que la mayoría de estas frutas deshidratadas poseen las mismas características que la fruta fresca, con tan sólo una pequeña adicción de azúcar. El jengibre será un fuerte apoyo para cuando sientas los síntomas del resfriado, ayudándote a calmar los estados gripales que comprenden la nariz congestionada y el dolor de cabeza, aumentando tus defensas.

Publicidad

También te puede interesar



Última actualización: 18/01/2014

Comenta en Facebook

Añade un comentario