Curso de cocina fácil: Vinagretas y emulsiones

Publicidad

Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0

Uno de los recursos más fáciles pero también más útiles que podrás aprender en un Curso de Cocina es sin duda la realización de vinagretas y emulsiones. Te valdrán para alegrar todo tipo de ensaladas templadas así como las frías, siendo tu mejor compañía para las recetas veraniegas en las que quieras sorprender a toda tu familia.

Las vinagretas destacan porque poseen en su elaboración 2 ingredientes básicos: el vinagre y el aceite de oliva. Una de las más populares, es la vinagreta para mariscos, que se realiza picando cebolla, ajo y pimiento verde con pimiento rojo de manera muy fina, mezclando todo esto con aceite de oliva y el vinagre, así como sal, una vinagreta deliciosa para elaborar un buen salpicón de marisco o aliñar unos mejillones cocidos.

Marca la diferencia del salpicón de marisco con una sabrosa vinagreta

Curso de cocina fácil: Vinagretas y emulsiones

Las vinagretas forman parte de las emulsiones. ¿Pero qué es una emulsión en cocina? Básicamente una emulsión es la mezcla enérgica con una varilla o tenedor de dos componentes, dos alimentos, que casan bien entre sí y que no se cortan o son imposibles de unir, como el agua y el aceite. Para que la emulsión quede estable siempre habrá que añadirle algún elemento ácido, emulsionante o la sal.

Por ejemplo, es común que dentro de las emulsiones nos encontremos:

  • Emulsiones de aceite de oliva y diferentes vinagres con sal
  • Emulsiones de aceite de oliva, mostaza y especias
  • Emulsiones que llevan yema de huevo

Un gran truco para preparar una vinagreta muy fácil y rápida, además de deliciosa, es añadir los ingredientes que quieres emulsionar en un bote de cristal, cerrarlo con la tapa, y agitarlo enérgicamente durante unos 15 segundos. Tendrás una vinagreta perfectamente ligada sin necesidad de estar batiendo con el tenedor.

Aprende a preparar emulsiones como la mayonesa o el Ali Oli

Además de las vinagretas, también nos encontramos con las mayonesas y sus variantes, como son la salsa tártara o el Ali oli. Estas preparaciones se deben consumir en el mismo día y siempre conservarlas en el refrigerador, por seguridad alimentaria. La mayonesa se realiza mezclando despacio la yema de huevo con el aceite de girasol o de oliva, echando poquito a poco jugo de limón o vinagre (aunque si no tienes mucho tiempo, la alternativa usando la batidora es muy recomendable). También podrás crear mayonesas más ligeras, utilizando la mitad de aceite y otra mitad de yogurt natural, dándole un sabor mas sutil y ligero a tus ensaladas o platos.

Actualmente, hay muchas versiones veganas y sin huevo disponibles para las personas que no toman huevos o que son alérgicas a ellos. Seguro que el término lactonesa te suena. Se sustituyen las yemas de huevo por leche de soja y el resultado también es exquisito.

A partir de las mayonesas, como te he comentado anteriormente, podemos hacer la salsa Ali oli, agregando sólo un par de dientes de ajo. O la tártara, agregando mostaza, pepinillos, alcaparras, aceitunas, cebolla y rábanos así como perejil. Todas estas salsas te encantarán, siendo  una de tus mejores apuestas para sándwiches y también para canapés y aperitivos. También para copas de mariscos, utilizando la salsa rosa, que podrás elaborar con mayonesa, kétchup, jugo de naranja y algún alcohol como el brandy o el coñac.

Ensalada de patata cocida con mayonesa ligera de yogurt

Ensalada de patata con mayonesa ligera

La salsa inglesa, por ejemplo, es excelente para acompañar a los buenos sándwiches de jamón asado y es un tipo de emulsión que debes recordar si quieres ser el rey o la reina en la elaboración de aperitivos y bocados fríos. Se realiza con mostaza inglesa y con mayonesa. Por otra parte si deseas hacer una emulsión genial para los huevos rellenos, podrás tener de tu parte todo el sabor de la salsa remoulade; que se realiza con mayonesa, un poquito de aceite de anchoas, pepinillos y perejil picados…

Intenta probar cada una de estas vinagretas o emulsiones de las que te hemos hablado. Ve practicando e irás mejorando tus emulsiones y vinagretas a medida que lo vas haciendo. Ten por seguro que una vez que le cojas el punto a las vinagretas convertirás una ensalada triste y sosa en una ensalada sabrosa y apetecible, y llenarás de sabor tus recetas con emulsiones tipo salsa rosa o ali oli. ¡A cocinar!

Fotos originales :WikiPedia

Publicidad

También te puede interesar



Última actualización: 18/10/2017

Comenta en Facebook

Añade un comentario