Croquetas caseras de espinacas y queso

Publicidad

Share on Facebook16Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest99

Seguimos con vuestras recetas caseras favoritas. Hoy nos llega la receta de unas deliciosas croquetas caseras de espinacas y queso, muy fáciles de preparar y realmente deliciosas y cremosas. Para elaborarlas en esta ocasión hemos usado queso de oveja curado, pero quizás con un queso azúl o roquefort, el sabor sería un poco más potente. Eso ya queda a gusto del consumidor.

Ingredientes de las croquetas de espinacas y queso:

– 1 Litro de leche entera (o 1/2 litro de leche y 1/2 litro del caldo de cocer las espinacas)
– 300 gr de espinacas congeladas
– 150 gr de queso rallado
– 130 gr de harina (para la bechamel)
– 4 cucharadas soperas de aceite
– 1/4 de una cebolla mediana
– Sal
– Pimienta blanca
– Nuez moscada
– 2 Huevos
– Harina (para rebozar)
– Pan rallado

Elaboración paso a paso de nuestras croquetas caseras:

En primer lugar tenemos que poner a cocer las espinacas congeladas. Se pueden usar espinacas frescas, pero nosotros hemos elegido las congeladas ya además de ser mas económicas, son mucho más practicas a la hora de usarlas y que no se nos estropeen. Para cocerlas usaremos aproximadamente 3/4 de litro de agua, con un chorrito de aceite y sal.

cocer las espinacas con agua, sal y aceite
Cocer las espinacas con agua, sal y un chorrito de aceite.

En poco más de 7-8 minutos las tendremos cocidas, momento en el cual las pondremos sobre un colador para que escurran bien. Un truco muy recomendable es usar parte del caldo resultante de cocerlas a la hora de hacer la bechamel, ya que potenciará muchísimo el sabor. Si vamos a usar este caldo, colaremos las espinacas en un bol, para reservar todo el caldo.

Escurrir las espinacas colando el caldo
Escurrimos las espinacas, reservando el caldo

A continuación debemos ir preparando la bechamel. Comenzaremos por rehogar a fuego suave la cebolla muy picada con el aceite.

Rehogamos la cebolla muy picada
Rehogamos la cebolla con el aceite

Cuando veamos que esta transparante, añadimos la harina, sin parar de remover, dejando que se mezcle y cocine durante unos minutos, haciendo el roux.

Mezclamos con la harina para hacer el roux
Mezclamos con la harina para hacer el roux

Mientras se hace el paso anterior, ponemos a calentar el 1/2 litro de leche, y el 1/2 de caldo de cocer las espinacas (si no queremos complicarnos tanto, podemos usar directamente 1 litro de leche).

Cocer leche y caldo
Cocer la leche y el caldo de espinacas

Cuando rompa a hervir, añadimos poco a poco a la cazuela con el roux, sin dejar de remover, añadiendo sal, pimienta negra y nuez moscada al gusto. Cuando empieza a espesar, añadimos el queso rallado, y sin dejar de remover, por último las espinacas cocidas.
A continuación metemos la batidora, para que queden bien trituradas las espinacas.

Pasamos la bechamel con las espinacas por la batidora
Pasamos la bechamel con las espinacas por la batidora

Finalmente volcamos la bechamel sobre un plato no muy hondo, y dejamos enfriar. Cuando este fría, tapamos con papel transparente, y reservamos durante 12-24 horas en la nevera.

Dejar enfriar la masa
Dejar enfriar la masa en la nevera

Ya solo nos queda realizar las croquetas del tamaño o forma preferido, y pasarlas por harina, luego huevo batido, y finalmente por pan rallado. Freiremos en abundante aceite muy caliente (y sin echar muchas de golpe, para que no baje de temperatura el aceite), y sacamos sobre un papel absorbente, y a disfrutar de unas impresionantes croquetas caseras con espinacas y queso que gustarán a toda la familia.

Croquetas caseras de espinacas y queso
A disfrutar de unas cremosas croquetas caseras de espinacas y queso
Publicidad

También te puede interesar



Última actualización: 30/04/2013

Comenta en Facebook

Un comentario en “Croquetas caseras de espinacas y queso

  1. Guillermo

    Buscando en internet recetas para mi blog me encontre con esta muy buena idea, seguramente la implementare en mis comidas de domingo 😉 Gracias por compartir

Añade un comentario