Beneficios de incluir patatas en nuestra dieta

Publicidad

Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest4

Las patatas incorporadas a la dieta proporcionan una buena fuente de carbohidratos, aportándote una gran dosis de energía a lo largo del día que te permitirá distribuir tu nivel de vitalidad, siendo un alimento de absorción lenta, ayudándote a que te sacies más, haciendo que no piques nada durante la tarde.

Beneficios de incluir patatas en nuestra dieta

 

Las patatas forman parte de la pirámide básica nutricional, junto a otros cereales como el maíz, el trigo o el arroz, siendo muy fáciles de tomar y cocinar, pudiendo combinar tanto con verduras como con arroces, legumbres y todo tipo de pescados y carnes. Sin duda, es por ello uno de los alimentos más queridos en todas las dietas de la mayoría de países tanto europeos como americanos, latinos y asiáticos. Habiendo más variedades de patatas en lugares como Latinoamérica.

Cocínalas en puré y crea versiones que te ayudarán a acompañar todo tipo de guisos de carnes y de pescado, dorando los mismos en el horno con un suave gratinado, si buscas un plato divertido que además de hidratos te aporte calcio y diferentes minerales rellena las patatas de calabacines en daditos y de queso para asarlas y gratinarlas al horno. También podrás freírlas hasta que queden doradas y crujientes para servir con todo tipo de bocadillos y hamburguesas. Los aperitivos no serán menos ya que podrás servirlas en tapas (patatas bravas) así como en forma de divertidas patatas decoradas con salsas barbacoas y kétchup o queso, siempre con el toque de gratinado en el horno. ¿Qué cocina más simple y apetitosa?

Has de saber que las patatas no engordan, pudiendo ser la salvación para determinados platos de tu dieta. ¿Qué recetas elaborar bajas en calorías? Es muy fácil, opta por las ensaladillas de patata, en las que podrás colocar la patata cocida o al horno con hierbas aromáticas, un buen aceite de oliva, tomates frescos, pepinos y rábanos etc… una patata de tamaño pequeño cocida y aliñada con un buen aceite de oliva no te aportará más de treinta calorías, lo que supondrá una gran aliada para tomarla en cremas de vegetales, sopas, purés y guarniciones.

Las patatas fritas engordan más no porque sea un alimento calórico en sí, sino porque absorbe más aceite y consumirás más grasas. Prueba a variar tus recetas que incluyan patatas fritas, y prepara una tortilla de patata pero con la patata cocida, o en vez de patatas fritas acompañando un buen filete de ternera, pon unas patatas asadas en el horno, ¡te encantarán!

Tu organismo se verá favorecido no sólo por la recarga energética sino también por la vitamina B6, el ácido gamma-aminobutírico (anti estrés) y por su acción antiinflamatoria (ejerciendo tal función tanto cocinada como de forma cruda).

En resumen, no dejes de usar las patatas en tus recetas y aprovéchate de todos sus beneficios.

Publicidad

También te puede interesar



Última actualización: 01/11/2014

Comenta en Facebook

Añade un comentario