Dietas depurativas para desintoxicar tu organismo

Publicidad

Share on Facebook7Share on Google+8Tweet about this on TwitterPin on Pinterest3

Tras el periodo navideño, el organismo puede encontrarse recargado, pudiendo verse achacado el bazo, el intestino o el hígado. La mayoría de éstos como puede ser el hígado, es uno de los principales órganos depurativos del cuerpo, al igual que los riñones. La existencia de muchas partículas tales como las grasas animales procedentes de los confit o el foie de pato, el alcohol, las salsas y los dulces navideños se vuelven un conflicto cuando el organismo se satura y no puede eliminarlas. Hoy vamos a intentar paliar estos efectos aconsejándote sobre dietas depurativas.

Los primeros síntomas de un cuerpo saturado se presentarán en forma de vómitos, dolor en la zona de la vesícula y el bazo (lado izquierdo y lado derecho del cuerpo hacia el final de las costillas), irregularidad intestinal, rechazo hacia las grasas y comidas copiosas, ardor y malestar estomacal etc… para paliar los efectos de un sistema digestivo que funciona de manera pesada, nada mejor que una dieta depurativa para mejorar este estado y recuperar la vitalidad propia de un cuerpo sano.

Dietas Depurativas
Foto original Olearys

En estas dietas depurativas, se prescinde de los hidratos y las proteínas durante unos días, valorándose el uso de las vitaminas en forma de todo tipo de vegetales y frutas. Un fin de semana es el periodo de tiempo ideal para realizarla, ya que junto a una actividad de ejercicio muy ligera podrá ejercer todo su poder regenerador y desintoxicante. En caso de que haya que acudir al trabajo y los síntomas sean muy fuertes, se puede realizar este tipo de dieta ligera, pudiendo comprar algún tipo de zumo ecológico para transportar y varios snacks de hortalizas en un tupper. Lo importante es que comas de “poquitos a poquitos” siendo mejor para tu organismo, que el estar varias horas sin ingerir nada. No te olvides de beber agua abundante y sustituye el café por tisanas ligeras o por leche de soja. Ahora hay batidos que puedes transportar de forma fácil en su mismo recipiente o en un termo.

Comienza, cualquiera de las muchas dietas depurativas, consumiendo zumos de frutas y licuados naturales en el desayuno, pudiendo hacer diferentes combinaciones tales como el zumo de frutas de manzana y zanahoria, el de cítricos (mezclando limón y naranja así como zanahoria), el de melón y zanahoria, o el de rábanos rojos con manzana y piña. Toma unas tortitas de arroz y consume una compota baja en azúcares, en sustitución de la mermelada o el membrillo. Para el medio día, apúntate al consumo de un par de yogures de soja, un batido de soja y frutas energéticas como el plátano o las uvas. Tu comida ideal será una ensalada de crúdites, una menestra de verduras elaborada con poco aceite, una crema de verduras, un pisto. El tercer y cuarto día podrás ir integrando otras recetas tales como el arroz de verduras, los pescados a la plancha o en papillote y pollo a la plancha en los últimos días de la semana. Compra abundantes rábanos rojos, espárragos, alcachofas, acelgas, brécol, zanahorias, nabo, tomates, calabacines y todo tipo de frutas. Evita los excesos y sigue alguno de estos consejos para llevar a cabo cualquier tipo de dietas depurativas que ayuden a regular tu cuerpo y devolverlo a la normalidad.

Bacalao en papillo para una dieta sana
Bacalao en papillo una receta depurativa
Publicidad

También te puede interesar




Comenta en Facebook

Añade un comentario